miércoles, 11 de septiembre de 2013

Levanta el dedo, baja el dedo

¿Es original el gesto tan representado en el anfiteatro para vida o muerte?

Estamos acostumbrados a ver cómo en infinidad de películas de gladiadores el público levanta o baja el pulgar para pedir la vida o la muerte de los gladiadores. Está tan popularizado que casi todo el mundo lo conoce y se repite en nuestra vida cotidiana. ¿Pero tiene un trasfondo histórico?

Lo cierto es que existen muy pocas referencias de la antigüedad para aclarar esta cuestión.

La expresión "pollice verso" servia para pedir el perdón o la ejecución del gladiador caído, pero no es posible asociarlo con un gesto concreto. Y el problema se complica cuando algunos textos latinos incluyen otras expresiones como "converso pollice" que tampoco aclaran mucho más.

El gesto también ha dado lugar a varias especulaciones. Una interpretación sería que el pulgar hacia arriba significaría desenvainar la espada para la ejecución y el contrarío sería ocultar el gesto en el puño para envainarla y solicitar el perdón. Al respecto existe un medallón romano con una representación similar asociado a una inscripción alusiva al perdón del gladiador.

También existe otra posibilidad y es que el pulgar estuviera en horizontal para pedir la muerte, porque era la posición del gladiador a punto de recibir el golpe de gracia.

Como vemos, no existe ningún tipo de seguridad al respecto.

¿De donde proceden los gestos que hoy se utilizan?

Es en las pocas cosas que hay más unanimidad.

Procede del conocido cuadro del del pintor francés Jean-Léon Gérôme titulado "Pollice Verso" (1872), donde el público pide la muerte con el pulgar hacia abajo. Esta imagen ha sido tomada como referencia por el cine, en las abundantes películas de romanos y gladiadores, y finalmente en la conocida película de "Gladiador" de Ridley Scott, que no hace sino recoger esta tradición, aunque se le haya achacado esta confusión histórica, que es mucho más antigua.